Lo que sé sobre el aprendizaje

Aprender es más facil si desconoces la teoría. Bueno y si eres algo curioso, conocer una. Los demás estamos jodidos.

Anuncios

Transporte público

La forma más sencilla, rápida y a lo mejor hasta más ecológica que tengo para ir al trabajo es coger el tranvía. Antes lo hacía. Ahora no. Me harté de comenzar de mala leche la jornada. Tranvía Zaragoza maltrata a sus viajeros. Si normalmente en los trayectos centrales de la línea lo vagones van llenos, en el horario que yo lo cogía va a rebosar. Se utiliza de transporte escolar (y sin monitor/a acompañante) y de transporte sanitario. Gente agarrada a la barra frente a la entrada, que no deja ni siquiera pasar la tarjeta para pagar el viaje, ¿tanto cuesta poner dos vagones más? ¿y poner las maquinitas en los laterales en lugar frente a las puertas? mochilas, falta de modales en las subidas y bajadas al vagón… sorry, ¡que os den!.
Ahora voy al curro en bus. Tengo que andar más hasta la parada. Da más vuelta. Voy mejor. Me siento y abro el libro. A veces observo a la gente de alrededor y pienso en cosas. Otras cosas. Ostras. Hoy había una chica de guantes sin dedos que se ha subido en la misma parada que yo. Salía del hotel. Se ha sentado en las primeras filas, se ha cubierto la cara con las manos y se ha puesto a llorar. Yo desde el fondo del bus he mirado por la ventanilla hasta ver uno de esos relojes que dan la temperatura ambiental. Cero grados. No para todos, he pensado en voz alta yo.

Los días que quedan para el diluvio

Hay un día para ti. Hay un tiempo para cada cosa. Los recursos. La alegría. El peso de las decisiones. Los padres comenten errores con sus hijos, la sociedad los paga. Nadie dijo de pasar un cuestionario Ad hoc para la creación de una línea base. Todavía hay tiempo, pero ya no es la hora. Formas parte del tejido social como elemento estable. Creer y crear. Un binomio que no siempre acierta. Esta es una de las situaciones en las que viven. En la que vives. Pero cuando lo leas habrá mariposas que ya habrán volado a otras latitudes. Lo sabes pero no lo has visto. Se habrán ido. Todos tenemos un pacto sobrevenido. El pacto es sagrado. Llega una edad en la que el choque puede darse tras cualquier esquina. El hijo de Noah no fue creyente. Lo que se siembra, se cosecha y no es creyente quien no tiene un amor profundo por la humanidad.

IMAG0494_1

La foto la hice en el Museo de la Naturaleza y el Hombre (Tenerife)

Oscar Sanmartin Vargas. Palacio Montemuzo. Zaragoza

Fui dos veces a la restrospectiva de Oscar Sanmartin Vargas en ese palacio vecino de Olga y he disfrutado como un enano. Un suelo horrible el de la sala de exposiciones por cierto. A ver que me centro, Las obras expuestas son mágnificas, Oscar es un virtuoso, un artesano del que no voy a poder añadir nada nuevo a lo que de él se ha escrito ya. A sus pies. Luego está que para ser una retrospectiva es algo escasa y con poca producción reciente, pero… yo la he sentido muy mía. Y no es sólo porque tenga una de sus obras en el recibidor de casa, sino porque sus creaciones forman parte de muchas etapas de mi vida. La segunda vez fui con Sandra y estuvimos un buen rato delante del diorama que fabricó para la portada de El escarabajo más grande de Europa, un disco de ENG al que dimos vueltas y vueltas en nuestra juventud. Ha pasado tanto tiempo que a veces pienso que ya no queda nada. Será verdad que me queda un minuto para ser solos labios ya. ¿Será?.

IMAG0728

Lo que fue es que esa misma tarde cambié de Sandra y fui a la inauguración de la academia de Flam&Co, mientras ella agradecía micro en mano a las numerosas personas que le han echado un cable en esta aventura y las que han ido guiando su vida, una emoción contenida (porque uno es muy contenido), me iba subiendo por la garganta. No hemos llegado mal a estas edades pensaba, aún hemos tenido cintura para ir avanzando sin perder la sonrisa. El agape como es tradición en esa familia fue espectacular y la compañía estupending, cante, baile, flamencos rosas y virgenes de Guadalupe… ¡enhorabuena maja! te mereces todo lo bueno que te pase. Después ya en el autobus miraba sin ver a través del cristal el paisaje de esta ciudad desenfocada. Así va uno deslinzándose por el tobogan de la vida.

El día que murió Chiquito

Me desperté pronto, la costumbre, cogí el móvil de la mesilla para vaguear y no salir aún  de la cama. Revise Twitter, había muerto Chiquito. Una puerta se golpeó en mi cabeza. Los obvituarios llevaban ya un tiempo preparados, algunos hablablan de él como un genio del humor, y otros incluso de el mayor renovador del castellano de nuestra época. Bajé al bar, porque aún muerto Chiquito, era sábado y café con leche, croissant y periódico son compulsory. De vuelta a casa parada en el Eroski y acopio de fondo de armario. Ya en casa lavadora, baño y dar de comer a los peces. Vistazo a la prensa online donde Chiquito ya ocupa las portadas. Junts pel Jarl. Hasta la Casa Real puso un tweet. Whatsappeamos con la familia y aunque parte no se pronuncia no puedo evitar acordarme el día que fuí con mi prima al cine a ver Aquí llega Condemor el pecador de la pradera y escuchamos el que se convirtió en uno de nuestros gritos de guerra: Yoliiiiiiiiii.  Bajo la ventana, tocando esa guitarra sin cuerdas estaba Chiquito. Pocas veces me he reido tanto en mi vida. Después de comer bajo, o subo, a Huesca, nunca me aclaro cual es el verbo que tengo que poner cuando hago este trayecto desde Zaragoza. Descargo el coche en la oficina de Pedro y tomamos una caña hablando del tema del día. La de palabras y expresiones que nos salen sin matarnos mucho la cabeza. Pedro le vió en Huesca, en esa mítica actuación junto a Joaquín Reyes en el Festival Periferias. Yo me quedé sin entrada. Eran otros tiempos, teníamos tiempo para todo, la vida nos sorprendía en cada esquina y muchas veces nos quedábamos en la puerta. Después paso por casa de Isa, que está pachucha y también hablamos del tema, mirando por el movil nos reimos al ver que en las fotos de la capilla ardiente no podía faltar esa corona en la que estaba escrito “Hasta luego Lucas“.  Vuelvo a Zaragoza, es de noche, hace aire y no tengo ganas de nada. Me voy pronto a dormir, hoy con la sonrisa en la boca.