Wah Yeah!

Pues me la compre en la rebajas del NewYorker (esa franquicia a la que hay que ir de vez en cuando para saber donde se viste el enemigo), me costó dos eurillos y pico y hasta ahora me ha hecho el papel.
Este verano por la mañanas al abrir el ojo si algo me decía que el día era uno de esos que “valdría más no salir de la cama”, me la ponía y no sé si hacía mucho o qué, pero por lo menos la gente me recibía con su cara más amable. ¿Sera la imposible combinación de rosa y azul? ¿o que se te va un poco la olla cuando la miras mucho rato? Qui le sait?. Yo cuando pasaba con ella puesta por delante de alguna ventana que tímidamente me reflejaba, me decía; claro que sí, a por ellos, porque yo lo valgo, me gusta conducir, en mi pelo mando yo y que viva la pepa.
Ahora estoy un poco “acojonao” porque no sé si en invierno y debajo del jersey seguirá manteniendo sus poderes. (Continuará).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s