Periferias 2008

Salí el sábado. Conciertos Periferias, una cita que afortunadamente ya es uno de los clásicos de nuestra agenda. Nueve ediciones y muchos recuerdos asociados a esta palabra. Periferias. Este año el tema del festival no podía ser más desmotivador, el futuro. La raquítica programación también y la triste imagen gráfica desde luego tampoco ayudaba. Si esto va a ser el futuro… que no cuenten conmigo, seguiré campando por mi edad media. Aún así me planté en el palacio de congresos bien acompañado y después de haber calentado muñeca en futbolin del Bolinga. Tenía ganas de comerme el mundo. Y solo me lo bebí, encima no me lo pude beber del todo porque parte me cayó por encima. Muchas caras conocidas, un saludo por aquí, unos comentarios por allá, ese me suena, esta vino conmigo a la escuela. Un beso Nat. Algún que otro descubrimiento; en el futuro la gente llevará mallas (algo que ya suponía) pero las llamaran leggins. Viaje a la barra, unas tremenduskas rancheras a grito pelao para intentar humanizar la electrónica. Hoy no es mi noche. Un rato al auditorio, que nivel. Y luego lo de la revolución sexual, chico Guille yo casi opto más por pronosticar un futuro catastrófico. Otro viaje a la barra. La chaqueta plateada de Hollers. Fuera diluvia. ¿Ya te vas? No tengo ganas de hablar más de un minuto con nadie. Me alegro de verte. Me doy la vuelta. ¿Queréis algo de beber? Por cierto que no se me olvide dejar un gracias a las chicas de la organización, por aguantar ahí a pesar del cansancio acumulado, por sonreír, por todas las molestias que se toman para que si bien no todo… al menos gran parte de esto funcione. Y que coño, ¡por ser tan majas!. No estoy muy bailón. Que se ha terminado la ginebra, pues me da igual, alcohol con limón. ¿Pero aún no han cambiado de grupo?. Lo que más me ha gustado del futuro son los baños. Nunca pensé que el Tecktonic (¡con las ganas que tenía!), se me fuera a hacer tan pesado. Esto parece que se acaba. No me apetece pero me voy a casa. El domingo sigue lloviendo y la ciudad esta filtrada en un gris que desde luego no es perla. Yo como el tiempo.
Hoy lunes vuelvo a este destierro voluntario y nieva. Al salir del coche trazo un plan intuitivo para evitar meter el pie en algún charco. Fracaso y mientras noto como el agua helada me empapa el calcetín, pienso en mi futuro, en qué será de estoy yo periférico que soy hoy mañana.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s