Un post con varios exabruptos

Vivo en una calle que se llama igual que el hermano de un amigo mío del pueblo. A dos pasos de la calle Alcanadre y a tres de otra que se llama Monegros. Como en casa. Llevo más de un mes en la ciudad y todavía me paro en los escaparates. Unos días voy a currar a pie, otros en coche y otros intento coger el transporte público. Diversificación no es sinónimo de divertimento. Los autobuses urbanos son una mierda. Casi me alegro de que no les hayan puesto publicidad atea, porque desde luego hubiera sido regalar dinero a esta empresa que no sé si lo he dicho pero es una mierda. Y su nuevo logo, una mierda también. Porque si ya de por sí las rutas no están del todo bien diseñadas, que los autobuses vayan repletos en las horas punta (que digo yo siempre será las mismas), es algo para mí incomprensible. ¡Poner más “redios” poner más!. Además una sospecha que ha ido creciendo en mi interior, solo los feos viajamos en autobús.
Y por si fuera poco los obispos han puesto una valla al lado de mi casa donde dicen que protegemos más a los linces que a los niños. Y yo me pregunto ¿a quién protegen ellos? ¿a los niños africanos que nacen infectados por el VIH? ¡venga hombre no me jodas! ellos protegen a los de siempre, a los ricos, a los poderosos y a todos los que se alinean con su eje del mal. Por favor señores obispos, digan misa que es lo suyo y déjenos en paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s