Rebelde

Yo es cruzar con el coche la señal de entrada a mi pueblo y quitarme el cinturón de seguridad. Y eso que tenemos cuartel de la benemérita y todo. Pero oye, me ha dado por ahí. Estoy tan habituado a llevarlo que conducir sin el, es como otra cosa que no se muy bien como definir. Pero me siento estupidamente libre. Dentro del coche pero como en otro sitio, de otra forma. Y también me siento un poco rebelde, infractor y proscrito. Seguramente os parecerá una tontería, pero oye a mí (a falta de otras emociones fuertes) me da marcha, me hace sentir vivo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s