Sukkwan Island. David Vann

Vale, no es una novedad. Pero por razones varias, no había tenido tiempo de hablar de este libro. Y eso que es de los que te revuelven un poco las entrañas. Desde luego a mi no me hubiera gustado nada que mis trece tiernos añitos mi padre me propusiese algo así. Bueno en mi caso no me hubiera llevado a una isla perdida en Alaska, pero me veo deambulando por los sembrados de la Sierra de Alcubierre y me tiemblan las canillas.Tres personajes, padre, hijo y una naturaleza vasta y hostil. Angustia. El propósito: pasar 12 meses juntos en medio de la nada. Leña, pesca, tormenta. Un padre que llora en el silencio solitario de la noche. Un libro con dos partes. Una dura y la otra demoledora.

Sobra decir que me encanta la portada. Además bastante justificada para esta novela seca, directa y nada complaciente. ¡Ah! y ya está en edición de bolsillo. Píllatelo como lectura veraniega, te dejará helado/a.

Si pudieras tener cualquier cosa que quisieras, dijo su padre, ¿que sería?
No lo sé.
No das tiempo a que la pregunta se filtre en tus huesos, chico. ¿Qué sería? ¿Cuál es tu sueño?
Roy pensó y no se le ocurría nada. Le parecía que solo intentaba sobrevivir a ese sueño de su padre. Pero finalmente dijo: Un barco grande, para poder navegar hasta Hawái, y después a lo mejor dar la vuelta al mundo.
Ah, dijo su padre. Eso está bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s