Una crónica a dos manos* a propósito de Cloud me tender. Exposición de Nicolás Sánchez y Lorenzo Sanjuan dentro del programa del Festival Periferias 2012.

Llegan las bicicletas. Pegamos la nariz al cristal antes de entrar y una nube con forma de hipopótamo nos sonríe desde uno de los ángulos de la sala. Fuera hace frío, hay conatos de niebla y no se nos ocurre un tiempo mejor para ver esta exposición.

Aunque dentro de la sala es verano, uno de esos días de nubes y claros. Pero ni rastro de cúmulos, estratos, nimbos y cirros. Aquí las nubes son otras cosas. Con nuestro artista favoritisimo de nuestro lado, las ideas no pesan, no están atadas a técnicas ni formatos. Son etéreas sin h, surgen, flotan, se precipitan y mueren. Cloud me tender, cloud me true. Una delicia de exposición para todos los que gustamos de estar a menudo en las nubes. Mil detalles pequeños, los perros de Curro incluidos.

Cloud me tender, cloud me sweet… Dulce como una nube. Postales plateadas y un vinilo sin pegar. Una diana deconstruida. Sigue el hilo, hasta el principio. O hasta el final, eso no es importante. Lo más importante es a veces lo que el ojo descuidado no vé. Palabras escondidas y letras que se escapan. Mejor nos vamos a otro planeta, que este ya no vale. Never let me go.

Quiero a las nubes…, a las nubes que pasan… por allá…. ¡a las nubes maravillosas!

 El extranjero. Charles Baudelaire.

*con Special_k

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s