13/12/13 McEnroe en acústico

Salí del bar cantando, no recuerdo qué, pero algo suyo y entonces él me abrazó. No sé me ocurre un final mejor para esa noche. Y casi, casi para este año. Bueno o para el fin del mundo. A mi que no me gusta mucho la música en directo, que no suelo fijarme en los grupos que cantan bien, ni salgo un jueves de invierno con lluvia… tengo que decir que disfrute como hacía mucho tiempo. Si antes era fan, ahora yazco rendido. Algo que ver también tendría la compañía. La noche empezó desangelada pero poco a poco, al mismo tiempo que su voz, todo se fue templando. Yo este 2012 tenía pocas alegrías en los bolsillos. Y claro a estas alturas de año, se me habían terminado. A partir de ahora ya sé lo que pondré en mi carta a los reyes magos. Por si existen.
Si pudiera explicarte todos mis silencios
solo son laberintos en los que me pierdo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s