Me llaman Capuchino. Daniil Jarms

Lo leí en verano, deprisa y corriendo para redactar una reseña. Y no es un texto ligero, precisamente, poque lo parece. Debajo de esa apariencia de subrealismo Dadá y absurdo satírico hay mucho de crítica social. Por algo su autor, el vanguardista ruso Daniil Jarms (pseudónimo de Daniil Ivánovich Yuvachov) fue duramente represaliado por el régimen Stalinista y terminó muriendo en prisión. ¡Ayh! mucho mejor nos hubiera ido al mundo, con unos revolucionarios que enarbolasen pepinos y no tantos trapos serigrafiados, que no nos han llevado a nada. Bueno sí a esto. Que quiero pensar que tampoco es mucho peor. Que absurdo. La verdad.

Viejas que caen. 
Una vieja, excesivamente curiosa, se cayó por la ventana, se estampó contra el suelo y se hizo puré.
Otra vieja se asomó a la ventana y se puso a mirar a la que se había caído pero, por culpa de su excesiva curiosidad también se cayó por la ventana y se estampó contra el suelo.
A continuación, una tercera vieja se cayó por la ventana luego una cuarta, luego una quinta.
Cuando se cayó la sexta vieja, yo me harté del espectáculo y me fui al mercado Máltsevski, donde al parecer, le habían regalado una bufanda de punto a un ciego.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s