Et nous allons été en un salón de té

Llegó la fecha, el señor J. Passepartout y la señora Aprendiz de Pato se piran. Podría decir que ha llegado la fecha fatídica, pero eso sería hablar des un punto de vista muy egoísta, pensando solo en las comidas improvisadas que voy a perderme, el partido de pádel (siempre pendiente), las excursiones que no haremos juntos, conciertos y salidas de nocturnas sin compañía cómplice, ¡snif! ¡snif!. Pero estoy contento, porque ellos se van para gozar. Van en busca de La gran belleza y de hacer lo que más les gusta en la vida. Allí aumentaran unos centímetros su estatura y tras un periodo de adaptación se moverán con soltura entre esos caos circulatorios y personales que desde aquí se vislumbran. Les imagino paseando entre colinas verdes, templos comidos por la vegetación y kilométricas playas de aguas cristalinas. Pero no tendremos que imaginar mucho, porque se han dispuesto a contarlo y para ello va a abrir su particular salón de té, que será nuestro nuevo punto de encuentro aunque sea así a lo virtual, aquí te dejo la dirección. Bon voyage mes chers amis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s