Manchas solares

De sopetón me veo en junio, la piscina llena de gritos, el sol en la cabeza y entre las manos se me escurre el libro de Juego de Tronos. Acabo de llegar del hospital y me invade una tonta sensación de que esto ya lo he vivido. Fue hace dos años. También el año pasado. Me veo atrapado en esta vida que no sé si he elegido. Que no sé si me gusta. Sé que tengo que hacer cambios, me lo han dicho ya varias personas. Orwell ha sido el último “Nos hemos vuelto demasiado civilizados para captar lo obvio. Porque la vedad es muy simple: para sobrevivir, a menudo debemo pelar, y para hacerlo hay que ensuciarse“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s