La anciana que nunca jugó al tenis. Y otros relatos que sientan bien. Zidrou

Lo trajo Julia. Ha estado varias semanas deambulando por el salón. Había picoteado alguno de los relatos. Interesante, aunque no me suelen gustar los libros ilustrados a tantas manos. Tenía pendiente dedicarle un rato de calma. Hace un momento estábamos en el sofá riéndonos con la repetición de la final que ha ganado Carolina Marín, nos reíamos por ese himno franquista sonando en el podium y en general por este país tan festivalero y olvidadizo que sigue en manos de los cuatro de siempre. Apagamos la tele. Cogí el libro y le hinque el diente a una de las historias. Debía de ser la historia. O los excesos del fin de semana me jugaron una mala pasada. Tendría el umbral emocional bajo. Tal vez vi algo de mi vida reflejado en esas viñetas. Da igual, sea lo que se al terminar me recorría la cara una lágrima traidora. Me la limpie rápidamente con el dorso de la mano y busque refugio en la terraza. Vale, te lo dejo. Estoy seguro que hay dos o tres historias que te tocarán.

La anciana que

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s