Pene negro

Me lo regaló Marlén Ebony después de un viaje a Guinea y lo dejé en un bandeja que tengo con cuatro o cinco llaveros que siempre guardo para tiempos mejores. Un día en un cumpleaños Miguel me recriminó que no lo usará. A él le regalaron uno igual y lo enseñó para regocijo de toda la mesa. Así que en cuanto llegue a casa, lo colgué de las llaves del coche. También llevo un chino de la suerte, un llavero de Eurodisney que me trajo mi sobrino y un cordón del templo budista de Panillo que me regalo Camandulera. No será por pingos. El pene negro es de ébano, es suave, algo desproporcionado y no pesa nada. Unas veces se queda por fuera del bolsillo. Otras no. Hay  veces que incluso se me olvida que lo llevo. Pero las caras de sorpresa de la gente, cuando me saco las cosas de los bolsillos y las dejo por cualquier sitio, siempre me lo recuerdan. Pues nada este es mi pene negro y esta es su historia.

Pene negro.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s