Volver a Zaragoza

Es volver a los veintipico. A comerse el mundo. No tener miedo a nada. Bueno a algunas cosas. Pero pocas. El esquí en Panticosa. Rodajes de fin de semana. Oficina y alquileres. Proyectos personales super importantes. Autopistas de un solo carril, destino a nada. El travelling, la grúa. Volver a unos compañeros que ya no son. Mis primeras experiencias con la muerte más allá de la familia. Madrugones, aventuras de carretera y lugares cercanos pero remotos. Besos eternos en un portal con muchas escaleras y otros furtivos robados en el baño de un antro sin cartel en la puerta. Volver a Zaragoza es volver a un tiempo intenso, pero sin Internet, casi sin móvil, un tiempo algo más libre. Orgánico, orgásmico y frustrante a la vez. Vuelvo a Zaragoza, vamos a ver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s