Pantalón rojo de baloncesto

Elena ya es una caspolina más y yo voy camino del juzgado. La vida a veces da vértigo. Pero ya tenemos alguna que otra treta para neutralizarlo. Habilidad, unida a un conocimiento y a una actitud. Competencia. Luego esta todo eso dela zona de confort y demás mandangas. Haciendo algo de inventario puedo contarte que tengo dos pares de zapatillas nuevas y un pantalón corto, he visto la exposición de Pixar, comprado lotería en Canfranc y dormido en otras camas. Ha llegado a mis manos el libro de Houllebecq que me dejó Angelina y tengo una semana muy incierta por delante. Volveremos a vernos pero no sé si sabrás quien soy. Ante tu cara de extrañeza rescataré a Wilde para decir aquello de “disculpa que no te haya reconocido, es que he cambiado mucho”.

Buscando pantalón

No pensaba yo que en este principio del siglo XXI fuese tan difícil encontrar un pantaloncico a cuadros para ir a una boda. Pero vamos o estoy más torpe de lo normal, o me los están escondiendo deliberadamente. Una cosa está clara, cuando alguien decide que algo no es tendencia ese año… desaparece de las estanterías. No pierdo la esperanza, aún estoy a tiempo de encontrarlo y plantármelo para la boda. Llevo un mes bastante animado con esto de los disfraces (en plan casual), así que no voy a dejar que este nimio contratiempo me lo fastidie. Ahora que lo pienso estas últimas semanas es todo un poco extraño, ni mi alergia esta centrada. No sé, parece como si algún pequeño temblor hubiese desplazado  los cimientos y me da a mí, que va a haber cambios. On verra…

Lo llaman democracia

Lunes empieza la semana. Parece que todo ha terminado. Y sí, yo también estoy indignado. De estar en tatas cosas a la vez y al mismo tiempo tener la sensación de no estar en nada. Expectante por las posibilidades que desde el movimiento 15-M se han abierto. Contento de que por fin haya propuestas concretas. Reforma de la ley electoral. Estos días ha habido cierto aire renovador en las calle. La gente ha salido de la apatía. Aún así estoy temeroso. No porque vuelva la marea azul. ¡No nos representan!. Si no porque el “buenrollismo” acaparé el protagonismo y sigamos en la nada. Hay que sumar. Hay que concretar. Que la gente sea consciente de que puede cambiar su rutina. Que tiene “el pogüer”. Sandra concejala. Madre mía. Creo que no hay que echar la vista atrás. Mayo del 68 esta tan lejos de nuestra sociedad como lo esta la edad media. Contento de haber descubierto las fiestas de mi barrio. De pasar un ratico con mis amigos-vecinos. Entretenidas las propuestas musicales del sábado. Pedimos perdón por no saber volar. Y el domingo populosa actuación de la Ronda de Boltaña. ¡Sin Lidia!. Aún así la tarde fue calurosa, reivindicativa (lo justo) y emotiva. Indignado me hallo al darme cuenta que en todo el año (escolar) no he sido capaz de sacar tiempo para visitar a Eleni. Abro el periódico y no puedo dejar de pensar que no ha pasado nada excepcional, el PSOE ha estado gobernando con votos que no eran suyos. No lo ha entendido. Y claro, no le han renovado. Luisa Fernanda is back! y lo peor es que llega sin ideas. OMG. ¡Vuelven los 90!. Ayer Zapatero estuvo bien. Asumió la derrota, dando la cara mientras más de la mitad de los suyos ya estaba “maquinando” estrategias para que este batacazo no perjudique a sus carreras. El paraíso sigue teniendo uno de mis cielos favoritos. Y volvió a llover. ¿Seremos capaces como sociedad de demostrar más madurez que nuestros políticos?. Creo que sí. Sonreír. Indignaos. Tener la certeza de que ha llegado la hora. De que hemos cruzado una meta invisible. Aunque muchos… no se hayan enterado de nada.

Minutos musicales

Han pasado unas semanas desde que me pasaron el disco y tengo que reconocer que tras las primeras escuchas mi decepción fue grande. Y eso que las críticas han sido excelentes y que gracias a su colaboración en el single de Bunbury (que sin estar mal… yo prefiero la que hizo para el disco de McEnroe), parece que su nombre empieza a sonar como la próxima artista que salga del anonimato independiente para conquistar el mercado, la próxima Russian Red. Puede que mi decepción venga de que su anterior disco me encantó, me parece una excelente colección de canciones grandes en su pequeñez… inmensas. Pero bueno tengo que decir que poco a poco esta canción se ha ido ganando un hueco entre mis favoritas, así que nada aquí os la dejo para quien quiera escucharla, pincha aquí