Este post ya lo había escrito

Hace tiempo que tengo la sensación de que muchas de las cosas que hago, ya las hice, todo lo que veo me suena y cuando abro la boca no es sino para repetirme. Mi vida es  una canción de Astrud, una que ya hemos escuchado, claro. Sí, volví a currar en el Festi de cine de Huesca , fuí a una fiesta de San Juan, he estado encerrado una semana rehaciendo mi TFM desde cero, he odiado al mundo. He bebido, he sudado, he procrastrinado. El equipo en el que iba de candidato ha vuelto a perder un concurso público. Me da mucha rabia lo mal que se hacen las cosas en al administración. Sigo sin haber visto la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza, esta vez por los pelos. Bueno no, porque nos cerraron la puerta en las narices. Todo simpatía. Me ofrecen trabajos que ya había rechazado antes. Veo en casa partidos de un mundial que no me interesa. Además sin mis compañeros futboleros habituales. Pero ¡ojo que ahora voy con Bélgica!. Allez les Diables!. Voy a tener que estar haciendo el trayecto Huesca-Zaragoza casi a diario los próximos meses. Y el sábado, así de sorpresa, fuí a un concierto de Jay Jay Johanson. Estaba pensando que nunca le había visto en Zaragoza. Así que al menos fue algo novedoso. El set list fue el de siempre. Otro que se repite, al menos él tiene algo claro, no hubo Dillema. I don’t wanna be your boyfriend, I don’t wanna be your husband, and the reason, I’ll tell you, I’m already with someone.

jayjay18

Anuncios

Jay Jay Johanson. Teatro Lara. Madrid

No hubo magia. Queríamos que sí la hubiese, pero no. El lugar encantador. Agitación y modernidad madrileña en la fila de entrada. La invitación a una Estrella Galicia, nada más cruzar la puerta, un buen comienzo. Mr. Johanson estuvo correcto, tímido, nervioso, bebedor, sonriente. Cantó bien. Sobre todo en los temas que solo le acompañaba el piano. Pero algo había en las bases pre-grabadas que le acercaban más al multinstrumentista que contratan para las fiestas de Aratorés, que al crooner del trip hop del que muchas publicaciones hablan. Y fue una pena. De todas formas, montañas de gracias a Julinchia por su compañía y atenciones. Y a Jay Jay por un On the other side desnudo y conmovedor, que sí guardaremos en el recuerdo.

IMG-20131122-WA0000

Achat or

Más contento que unas castañuelas. Este viernes ¡al fin! voy a ver a Mr. Johanson en directo. Estoy que no me lo creo. Estas son las pequeñas sorpresas que a veces te guarda la vida. Vas andando por la calle intentando recordar como se decía espárrago y  ¡zas! un cartel que te deja quieto en la mata. Estas son las sorpresas que me gustan. Espero que queden entradas. Ahora mismo me voy a buscarla. ¡Ains! yo creo que me va a encantar…

Sin fuerzas para Jay-Jay

Estoy agotado. Entre el examen de ayer (que tampoco es que haya estudiado una barbaridad pero me ha ocupado mucho tiempo), el curro que me esta descubriendo algunos rincones oscuros de mí mismo y los kilómetros que conlleva esta vida rural del siglos XXI… no he conseguido reunir fuerzas para ir al concierto de Jay Jay Johanson, que junto al de Patti Smith era lo que más ilusión me hacía de este gran desproposito llamado Expo Zaragoza 2008. Me da rabia porque este sueco poco a poco se ha ido convirtiendo en uno de mis favoritos y “a lo tonto modorro” tengo un montón de discos suyos (casi siempre cuelo una de las suyas en mis recopilatorios). Además como ni él viene mucho por España ni yo hago grandes desplazamientos para ir a un concierto, lo nuestro como que va a ser imposible.

Os iba a poner un video con una cancioncilla pero no he sido capaz de decidirme por ninguna… así que al que le interese que busque un poco. Yo mientras me voy a leer algo que ahora que he abandonado el libro de antropología (bye bye Marvin Harris), voy a retomar a Vila Matas y ver si termino de engancharme al Tristram Shandy. Corto y cierro por hoy aunque como diría Jay Jay “tell me when the party’s over, call me when the lights are out, when everybody’s left the building, I’ll be round”.