De Carnon-plage a Le Peuple sobre l’Herbe

Todo el fin de semana bebiendo Ricard y pasando por el jacuzzi. Reencuentros salpicados de tres besos, playa, concierto, canoa. Impagable el ratico entre burbujas escuchando clásicos de la canción francesa bajo las estrellas, ¡D-E-L-U-X-E!. A todxs gracias. Nos ha quedado explorar los intercambios de Cap d’agde y el museo de la Facultad de Medicina, pero siempre esta bien dejarse algo para la próxima visita.

Ça bouge!

Voy encontrándolos por distintos puntos de la ciudad. Mola. Colonizan y “colorizan” fachadas, dan la contra a numerosos anuncios y placas. Invasión sutil. Marcianada. Space invaders que van a estar muy presentes en la chapas de nueva temporada (si porque va a haber nueva temporada). Di adiós al prêt à porter; ha llegado el momento del preta estar.

Achat or

Más contento que unas castañuelas. Este viernes ¡al fin! voy a ver a Mr. Johanson en directo. Estoy que no me lo creo. Estas son las pequeñas sorpresas que a veces te guarda la vida. Vas andando por la calle intentando recordar como se decía espárrago y  ¡zas! un cartel que te deja quieto en la mata. Estas son las sorpresas que me gustan. Espero que queden entradas. Ahora mismo me voy a buscarla. ¡Ains! yo creo que me va a encantar…

Copier – Coller


Montpellier es como una decrepita aristócrata que en el ocaso de su belleza, encuentra un amor jovenzano. Una ciudad plagada de edificios históricos que van desde lo medieval hasta los del XIX con ese estilo tan Paris je t’aime. Una ciudad en una enloquecida carrera por el crecimiento y el DESARROLLO, así con todas sus mayúsculas. Montpellier está en la calle. Vive en la calle. Luego dicen de España pero poca ciudades españolas he visto con un centro tan animado todos los días, a todas las horas. Place de la Comedie y alrdedores. Entre tanta gente también hay una alta tasa de mendigo con perro por metro cuadrado. Montpellier ha duplicado su población en los últimos 50 años. Han construidos nuevos barrios (habría que linchar a Bofil por su barrio esperpento de falsa inspiración griega). Van a por la tercera linea de tranvía. Equipamientos y… universidad. Tres universidades mejor que una (con la facultad de medicina más antigua del mundo en activo). La 2ª ciudad francesa en tanto por ciento de estudiantes universitarios. ¿Os he dicho que aquí nació Jaime I? pues ala, ya lo sabéis. Sí el conquistador, conqueridor para nuestros vecinos catalanoparlantes. Estoy investigando a ver si hay alguna reina aragonesa enterrada en el exilio 😉 de momento nada. Y poco más que contar. Bueno sí que llueve mucho. Por lo menos en otoño. Una semana aquí y ya he perdido la cuenta de los diluvios universales a los que he asistido. El domingo hizo sol y nos fuimos a la playa. Que no todo van a ser aguas y datos en estas prácticas. Continuará.

Cahier d’un stagiaire

Inauguro el tramo de autovia Sabiñanigo – Jaca. Se aparta la nube y para mi sorpresa las cumbres aparecen nevadas. Tunel y adios. Sobredosis de rond points. Hoy no huele a chocolate. Después de Pau el diluvio. Toulousse y sus anillos. Aires de services pittoresque y dos arcoiris al mismo tiempo. La vida entre camiones. Ya estoy aquí. 626 km después de salir de casa, una media de consumo de 6.0 l/100 y un par de SMS para confirmar que me he perdido justo cuando estaba en la puerta. On commence!