Anuncios

Está en el aire

Niño ¿pero cuánto hace que no hablas de Nacho Vegas en tu blog? Pues bastante y eso que esta primavera sacó libro de poemas y todo. ¿No será que ha dejado de gustarte?. ¡Pero que dices! Eso jamás. Ni te atrevas a pensarlo, ja-mas.

No, este viaje no va a tener crónica

En la selección musical del avión no pude evitar mi expresión de sorpresa al encontrar una canción de Tulsa e incluso tararee el estribillo de Me he perdido cuando sonaba para todos los pasajeros miéntras el avión circulaba por la pista en busca de la puerta para el desembarque. Ni siquiera pensé que fuera premonitorio de nada. Al día siguiente mientras desayunaba en Panamá sonaron The Flaming Lips y fue la confirmación de que mucho ha cambiado el mundo, desde la última vez que crucé el charco.

panama-city

Al día siguiente vino lo de tener que estar esperando una hora el taxi que me devolvía al aeropuerto. Lo de tener que compartirlo con otra chica que recogimos en un hotel inmenos y que al pregutarme de donde era, casi le diese un ataque. Un ataque de no sé que, pero venía con gritos. Resulta que ella había hecho su maestría en Zaragoza. Bautizó a su hija en el Pilar y vuelve casi todos los años. Por supuesto al abrir el maletero me enseñó la cinta con la medida de la virgen que llevaba atada a su maleta. Nos despedimos tras el control de equipajes, con dos sonoros besos, un abrazo de los que se dan con fuerza y la seguridad de que un día de estos nos saludaremos en mitad de la calle Alfonso.

Todo esto y aún a unos 1500 kilometros de mi destino final. Y no, no la espereis porque este viaje… no va a tener crónica.

Seis canciones

A veces encuentro por el coche cedés que se han quedado en algún rincón fuera de la vista y que al ponerlos me sacan la sonrisa tonta y me lanzan de cabeza contra las cristalinas aguas de los días pasados. Este lo grabó Hembra Beta al comienzo de su andadura inglesa. Lo llamó Au Pair a los treinta, que era una de las denominaciones que dábamos por aquel entonces a su aventura. Sin saber que ese era el comienzo de una nueva vida guerrera y cuajada de sorpresas para ella y de grandes momentos de reencuentro en (y con) Londres para mi. Pa, gracias (aunque tenga su puntito egoista) por tu arrojo en la decisión que tomaste y por hacer la maleta.

Hay un trozo de la compilación que me chifla es el que comprenden desde la 9 a la 14 y que incluye entre otras Al Mar de Manel, Wire To Wire de Razorlight (que aunque algo moñas, me encanta cantar “a grito pelao”), Time to pretend de MGMT, la versión en acustico del Daddy’s Gone de Glasvegas (otra apropiada para berrear)y me doy cuena que en escribir estas cosicas voy pasando el tiempo en lugar de hacerme la maleta.